Fue Anderson (2007), en su obra de 1983, quien consagró para la posteridad el término “comunidad imaginada” -en el sentido de mental, no inventada- para referirse a la nación. Con su trabajo, apuntalaba una tendencia, aparecida en los años sesenta, que ponía en tela de juicio el carácter natural e indispensable de la nación, ampliando los enfoques para el estudio del tema. []

 

You may also like

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: