Historia Contemporánea de España vista por el Cine

Historia Contemporánea de España vista por el Cine

Estos primeros años del siglo XXI hemos asistido a la aparición de una serie de obras que relacionan el cine con la historia. Al amparo de la renovación de la enseñanza, y de la importancia cada vez mayor del imaginario audiovisual entre los jóvenes, se han publicado una serie de trabajos que buscan convertirse en herramientas para entender nuestro pasado. Estas propuestas didácticas apuntan principalmente a su utilización por el profesorado de Secundaria en el aula, como uno más de los distintos recursos para que los alumnos alcancen las Competencias Básicas y las Generales a las que se refiere la reciente LOE.

Es cierto que existen trabajos fundamentales, como el clásico Historia Contemporánea de España y Cine, compendiado por Aitor Yraola; así como el exhaustivo trabajo en tres volúmenes La Historia a través del cine, de Santiago de Pablo; o el divulgativo La Historia de España a través del cine, de Miguel Juan Payán; sin olvidar el más reciente: La Historia Contemporánea de España a través del Cine español, de Luis Navarrete. Pero nunca hasta ahora se había detallado la manera de integrar el cine en el marco de la normativa vigente, configurando un recurso al alcance del cuerpo de profesores de Secundaria. El libro arranca con una justificación que defiende el cine como fuente histórica, desde sus comienzos con Siegfried Kracauer y Marc Ferro, hasta las modernas teorías de Robert A. Rosenstone. A continuación, podemos leer una breve historia de la cinematografía española, cuyos tímidos pasos diera fuera Fructuós Gelabert, a principios del siglo XX, pasando por las Conversaciones de Salamanca, durante el Franquismo, y las políticas de los diferentes gobiernos de la Democracia.

El núcleo del libro se divide en dos partes, la primera consiste en un repaso a la Historia Contemporánea de España, materia obligatoria que se imparte en el Bachillerato, en forma de cuatro grandes bloques: La Restauración y la II República, la Guerra Civil española, la Dictadura franquista y la Democracia. Los cuatro períodos temporales son ilustrados con veinte films de ficción, analizados con objetividad y maestría, y proporcionando cronología relevante de apoyo, y recursos escritos y virtuales. La segunda parte, con la filmografía complementaria, ofrece dieciséis películas que no pertenecen formalmente a los bloques anteriores, pero que, por su especial relevancia, se analizan separadamente. En estas últimas, se señalan los objetivos pedagógicos, los procedimientos y las actitudes, algo que, sinceramente, se agradece para plantear ejercicios prácticos entre un alumnado sobre temas que, al margen de su contexto histórico, poseen cualidades que permiten debatir y reflexionar sobre asuntos éticos, sociales o artísticos; una excelente preparación de tipo transversal para todo el alumnado, y que, debido a su flexibilidad, acepta diferentes ritmos de aprendizaje para atender a la diversidad de nuestras aulas.

En resumen, esta obra llena un hueco clamoroso en las estanterías de los docentes. No se trata de un libro más sobre Cine e Historia, sino de una herramienta educadora polivalente que puede adentrarse en las redes conceptuales del alumnado por medio de su principal plataforma de información hoy día: la imagen. En este sentido, el profesor Tomás Valero contribuye a formalizar un recurso cada vez más presente en la explicación crítica de la Historia.

Juan MANUEL ALONSO GUTIÉRREZ, publicado en “FILMHISTORIA Online”, Vol. XX, nº 2 (2010).

You may also like

2 comentarios

  • cinehistoria 25/02/2011  

    Estimado colega:

    Agradezco haya tenido la gentileza de citarme. Quiero que sepa que estoy en disposición de abrir canales de participación. Gracias, de nuevo.

    Cordialmente,

    Tomás.

Deja un comentario